Ventajas operativas del renting de vehículos

El renting de vehículos ya es una opción real que te puede reportar grandes ventajas, no solo cuando gestionas una gran empresa, sino también para pymes y trabajadores autónomos.

Puede que te preguntes qué aspectos respaldan esta afirmación. Para empezar, las estadísticas son enormemente prometedoras. La memoria anual de la Asociación Española de Renting de Vehículos atestigua que el 15 % de las matriculaciones del 2016 han sido destinadas a este tipo de práctica, y la tasa se eleva hasta el 33 % de los coches adquiridos por motivos empresariales.

El sector del renting en España está en alza. Hasta tal punto de mostrar un crecimiento de la flota cercano al 10 % anual. De hecho, uno de cada cien coches que ves por la calle, a día de hoy, proceden de este tipo de alquiler.

Motivos para optar por el renting

¿Pero cuáles son los motivos que te pueden impulsar a fortalecer tu flota con este sistema? En primer lugar, está la flexibilidad que te garantizan las operadoras.

La misma memoria anual se hace eco de una realidad en nuestro país. Mientras la edad media del parque de vehículos español supera ya los 12 años, los de este segmento se sitúan en apenas 2 años de antigüedad. Y esta es una de las principales ventajas del renting flexible, la posibilidad de renovar tu vehículo al término del contrato de alquiler. Y es que disponer de un coche nuevo cada cierto período de tiempo puede ser muy beneficioso para la imagen de una empresa.

Además, la elasticidad del contrato es tal que parte desde la elección flexible del plazo de alquiler hasta una gestión de la flota que te permitirá ampliar o reducir en cualquier momento el parque de vehículos del que dispones para desarrollar tu actividad económica. Todo ello, sin penalizaciones por cancelación anticipada del contrato.

Como ya se ha dicho, la renovación de vehículos es un valor añadido que te facilitará la posibilidad de disponer de los últimos modelos del mercado, más eficientes y avanzados tecnológicamente. Pero también disfrutarás de la comodidad de no tener que preocuparte por ningún aspecto técnico relacionado con tus coches. La cuota mensual ya contempla las tareas de mantenimiento y reparaciones, como cambios de neumáticos, además de incluir el seguro y un servicio de gestión de multas. Y, a mayores, el renting flexible te ofrece un vehículo de sustitución mientras se realizan las paradas técnicas programadas para tu coche.

Los beneficios fiscales

A mayores de los beneficios operativos, no se pueden obviar otra serie de ventajas del renting flexible de índole económica. Pues adquirir uno o varios vehículos por este procedimiento generará a tu empresa una importante reducción de costes al disponer de una cuota fija sin gastos inesperados.

Al no tener que adquirir el coche en propiedad, también dispondrás de más liquidez para destinar a otros departamentos. Y, por último, podrás gozar de la deducción de la totalidad de las cuotas en el impuesto de sociedades o en la declaración del IRPF.