La seguridad de las inyecciones para la impotencia a debate

Inyecciones impotencia

La disfunción eréctil es un problema que se da en un gran número de hombres. Muchas veces suele suceder en una edad avanzada, pero también aparece en edades tempranas.

Quizás hayas oído hablar de las inyecciones que facilitan la erección. Hay un debate abierto acerca de su uso, ya que muchos pacientes han sentido reacciones adversas. Ante cualquier tratamiento, recuerda que debes seguir los consejos de tu médico.

Inyecciones impotencia

¿En qué consisten estas inyecciones que mejoran los problemas de erección?

Su compuesto activo es alprostadil. Está indicado para hombres, cuando presentan dificultad al tener una erección. Pero no en todos los casos esta inyección debe ser administrada, ya que muchos pacientes pueden sufrir efectos secundarios, de los que deben dar aviso en urgencias.

El Instituto Médico Rosselló advierte que, si bien no cura la disfunción eréctil, las inyecciones son seguras, siempre que se respeten las indicaciones médicas.

Ayudan a mantener relaciones sexuales, pero estas deben darse con una frecuencia baja. Por eso se aconseja su administración cuando se tiene una edad avanzada o la actividad sexual no suele ser muy frecuente.

Al administrarse el inyectable, la erección aparecerá entre los cinco y veinte minutos después. Como el alprostadil es un vasodilatador, facilita el riego sanguíneo en el pene, provocando así la erección.

¿Qué sucede cuando te inyectas?

El efecto hasta la erección no suele tardar mucho, pero el hecho de proceder a esta acción podría romper el momento natural en que inicia la relación sexual. Suele tardar aproximadamente una hora el estado eréctil.

Podría romper el encanto todo este proceso, pero al mismo tiempo es una ayuda para las relaciones. El problema de los efectos adversos sucede cuando la administración se ha hecho sin el consejo médico, o no se han seguido las indicaciones del mismo.

Debate abierto por sus efectos secundarios

Lo primero que te va a decir el médico es que no puedes estar dependiendo de este fármaco si tienes una vida sexual muy activa.

Como cualquier inyectable que puedas aplicar al tronco del pene, su uso prolongado podría conllevar a producir micro-lesiones. Esto, a su vez, daría como consecuencia enfermedades, como la de La Peyronie, que causa una curvatura en el miembro.

Así que, se recomienda que se aplique no muy frecuentemente. Aunque existen casos en que este medicamento resulta inefectivo, como cuando se padece de una fuga venosa. En estos casos se recomienda una cirugía reconstructiva.

También puede suceder que la erección se prolongue más de lo debido. Si llega el caso en que se alarga a las dos horas, debes acudir de urgencia al médico u hospital. Este problema se denomina priapismo, y podría dejar secuelas peores, ya que al no tratarse a tiempo provoca necrosis e, incluso, la flacidez perpetua del miembro.

Las inyecciones para la disfunción eréctil suelen dar buenos resultados, si se administran correctamente. Por eso es imprescindible acudir con un profesional.

Siguiendo perfectamente las indicaciones, los resultados suelen ser beneficiosos. Se puede volver a disfrutar de una vida sexual normal, siempre que no se abuse de las inyecciones. No olvides leer los prospectos y hacerle caso al doctor.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.