Principales ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha

Cada vez más personas deciden cambiar la bañera por el plato de ducha. Es más, muchas viviendas apuestan directamente por este tipo de instalaciones. Pero ¿por qué se ha convertido en un elemento tan imprescindible en los cuartos de baño españoles? Lo cierto es que la clave de su éxito va más allá de la pura estética, pues los platos de ducha realmente ofrecen una serie de ventajas que son difícilmente igualables por las tradicionales bañeras.

Principales ventajas de los platos de ducha frente a las bañeras

– Importante ahorro de espacio

Los platos de ducha suponen un importante ahorro de espacio en la vivienda. Cuando se dispone de muchos metros cuadrados esto puede parecer poco importante, pero en los inmuebles más pequeños se convierte en una auténtica ventaja. Si a esto le sumas una mampara de vidrio transparente, también estarás ganando en luminosidad, un aspecto importante a la hora de dar sensación de mayor amplitud.

– Reducción del tiempo de aseo

Con unas agendas cada vez más apretadas, reducir el tiempo que dedicamos al aseo (sin menospreciar la higiene, por supuesto) es un aspecto clave. El plato de ducha permite realizar todo el proceso de una forma mucho más rápida, logrando estar listos en solo unos minutos. Esto es también toda una ventaja cuando tienes que compartir el mismo baño con varias personas, pues evitas que se creen largas colas de espera en la puerta.

– Mejora de la accesibilidad

Si hay personas de edad avanzada o con movilidad reducida viviendo en tu casa, el plato de ducha se convierte en una obligación. Esta es la única posibilidad de que este tipo de personas puedan disfrutar de una higiene completa con una mayor independencia y comodidad. Las clásicas bañeras ya no son válidas para las familias que tienen miembros con necesidades tan específicas.

– Menor consumo de agua

A la hora de tomar una ducha se consume una menor cantidad de agua. Además, si estas duchas son de agua caliente, también se consume una menor cantidad de energía. Dos aspectos importantes a tener en cuenta, pues tendrán un reflejo claro a la hora de pagar tus facturas de casa. Hoy en día es vital poder ahorrar en este tipo de servicios, debido al precio que están alcanzando.

– Una limpieza más sencilla

Los modelos disponibles para platos de ducha y mamparas son realmente variados, como los de la tienda https://asealia.com/es/ pero, por norma general, son mucho más fáciles de limpiar que las bañeras. No solamente tienen una superficie mucho menor, sino que también facilitan el acceso a todos los rincones. De esta forma, se consiguen eliminar todos aquellos gérmenes que pudieran haberse acumulado tras el aseo personal.

– Un diseño más desarrollado

Aunque las bañeras también han sabido renovarse, lo cierto es que no lo han hecho al ritmo de los platos de ducha. Hay tantas opciones que será difícil que puedas escoger, adaptándose a todo tipo de estilos, desde los de apariencia más rústica a aquellos de estilo más futurista. Las posibilidades son casi infinitas.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.