3 Consejos claves para aplicarte las cremas faciales naturales sin problemas

Casi todas las mujeres que pasamos de los 30 utilizamos cada día cremas faciales para prevenir la aparición de arrugas y otras señales de la edad. Debo decirte que existe una amplia oferta, ya que prácticamente todas las marcas de cosméticos tienen estos productos en sus catálogos. No obstante, mi recomendación personal es que utilices una crema natural.

¿Por qué elegir una crema natural?

La primera razón para utilizar cremas naturales es el cuidado de tu propia salud. En muchas ocasiones, estos productos de grandes marcas llevan componentes cancerosos y químicos que pueden acabar dañando tu piel y tu salud en general.

El segundo motivo es su eficacia. Seguro que te han dicho que las cremas naturales no son tan efectivas. Sin embargo, esto es una completa falacia. Según mi experiencia personal puedo asegurarte que las cremas no naturales crean una adicción a tu piel.

En el momento en el que dejas de utilizarla, el estado de tu piel volverá a ser el de antes. Algo que con las cremas naturales de https://naturality.es/, por ejemplo, no sucede. Sus componentes surten un efecto real en lugar de crear una “pantalla”.

Consejos para aplicarte las cremas faciales de Naturality

Mi experiencia con estos productos me ha hecho darme cuenta de la importancia que tiene la forma en la que te aplicas la crema. Independientemente de si es antiedad, protectora del sol o para matizar el tono, resulta imprescindible tener presente tres consejos cuando te apliques una crema.

Voy a confiarte estos pequeños trucos para que mejores el uso de las cremas naturales en tu piel.

Rostro totalmente limpio

Lo más importante a la hora de ponerte la crema en la cara es que tengas la piel limpia. Para ello, suele ser recomendable recurrir a algún limpiador específico para tu tipo de piel. No obstante, también puedes hacerlo con agua y jabón. Tras secar bien la piel y asegurarte de que no ha quedado ninguna zona sin limpiar podrás aplicar el producto.

Extiéndela hacia arriba

Otro truco muy útil es extender el producto de forma circular y siempre hacia arriba. Si te paras a pensar, al extender la crema hacia abajo lo que estás haciendo es tirar de tu piel. No en exceso, pero sí un poco y cada día.

Este hábito de aplicar la crema en sentido descendente favorece que tu piel se descuelgue más rápidamente. Así pues, elige una cantidad moderada para que no te sobre producto tras aplicarlo y extiéndelo de forma circular hacia arriba. Solo así evitarás perjudicar la piel de tu rostro.

Acuérdate del escote y del cuello

Aunque se trate de una crema facial, debes recordar que la zona facial también incluye a tu cuello y escote. Por tanto, debes guardar un poco de producto para estas zonas. De nada sirve tener la cara tersa si las zonas próximas se ven envejecidas.

Ahora que ya conoces estos trucos y las ventajas de las cremas naturales, te recomiendo los productos de https://naturality.es/. Tras probar varias marcas diferentes, con esta he quedado totalmente satisfecha y estoy segura que tú también lo estarás. ¿Te animas?